Dejando todo en manos de HaShem

Es muy bueno depender sólo de HaShem. Al comenzar cada día, dejo a cada uno de mis movimientos en las manos de HaShem, pidiendo hacer sólo Su voluntad. Esto es muy bueno y no tengo ninguna clase de preocupación. Así sea que las cosas vayan bien o no, yo dependo por completo de HaShem. Si Él desea que sea de otra manera, yo ya he pedido hacer sólo Su voluntad. (Sija # 2)

El Alma del Rebe Najmán”: Sijot HaRan, con un comentario de las clases del Rabí Zvi Aryeh Rosenfeld zal (Spanish Edition)