Simpleza

Alguien preguntó cierta vez al Rebe Najmán: “Cuando estoy orando y menciono el Santo Nombre de HaShem, ¿qué pensamientos y qué profundas intenciones debo tener en mente?”. “¡¿ No es suficiente para ti su simple significado: Dios?!” contestó el Rebe (Tzadik #414).

Una Meditación Profunda

El Rabí Najmán, bisnieto del Baal Shem Tov, amplió el camino de la plegaria para hacerla más universal y efectiva. Él enseñó la importancia de recitar los Salmos y otras plegarias no obligatorias, en preparación para una meditación profunda. El individuo debía eliminar todo pensamiento de su mente, de modo que pudiera estar absolutamente solo con Di-s. El próximo paso debería ser la eliminación el ego, de modo que toda su conciencia estuviera focalizada en Di-s.

Meditación, Fuerza Interior y Fe (Spanish Edition)